Las zonas de la cabeza en un injerto capilar

En medicina capilar, cada una de las diversas zonas en las que se divide la cabeza tiene su importancia, su función y unas características propias que exigen, asimismo, un trato diferente.

La división más importante en este sentido es la que distingue la zona donante de cabello y la zona receptora del mismo. Cada una tiene sus peculiaridades: la primera, por ejemplo, puede hallarse en más de un lugar en el cuerpo del paciente; mientras que la segunda, la receptora, está subdividida en varias zonas más, siempre en la cabeza del paciente.

En este artículo, desde Clínica Medec queremos resolver las principales dudas sobre las zonas de la cabeza en un trasplante capilar.

¿Qué es la zona donante en un injerto capilar?

La zona donante es la parte de la cabeza o del cuerpo de donde se extrae el cabello que se implanta, posteriormente, en la zona receptora.

La zona donante, como requisito indispensable para ser considerada como tal, debe ser inmune a la calvicie y, por ende, capaz de producir y desarrollar folículos sanos, ya que son estos los que se implantarán en la zona receptora, convirtiéndose así en la fuente del nuevo cabello que el paciente recibirá.

Pero el mero hecho de que el área potencialmente donante contenga cabello no asegura su condición de área donante válida. Además de generar folículos sanos, debe hacerlo en una cantidad y volumen suficientes para cubrir la demanda de la zona receptora.

Y, además de la cantidad, también está en juego la calidad. El tipo de cabello que crece en la potencial zona donante determinará su capacidad de regeneración y crecimiento una vez trasplantado.

¿Dónde se encuentra la zona donante?

La principal diferencia entre la zona donante y la zona receptora en un tratamiento de injerto capilar básico es su ubicación.
En este sentido, la zona donante puede ubicarse en distintos lugares del cuerpo, y no siempre en la cabeza del paciente. Estas zonas suelen ser muy concretas y pueden variar según el paciente, ya que no todos tienen la capacidad de desarrollar folículos sanos y en cantidad en las mismas zonas del cuerpo.

La zona donante suele ubicarse en la franja lateral de la cabeza, situada inmediatamente sobre las orejas, siguiendo hasta la parte posterior de las mismas, así como en el límite inferior, ya en la zona de la nuca.

Lo que buscamos para poder trasplantar el cabello desde esta zona es que entre el 25% y el 35% de los folículos estén sanos. Esto es fundamental para garantizar que el cabello crezca sin afectaciones que causen áreas despobladas en la zona receptora.

Las zonas receptoras de un injerto capilar y cómo elegirlas

La zona receptora de un injerto capilar es el área de la cabeza, excepto en trasplantes de barba y bigote, donde se trasplantan los folículos extraídos de la zona donante, y donde crecerán para cubrir las zonas faltas de cabello.

Al contrario que la zona donante, cuyo signo clave es la presencia de pelo abundante y de calidad, la zona receptora se caracteriza por sufrir caída de pelo, por lo que normalmente tiene poco o nada de cabello. Esto resulta lógico si sabemos que es la zona receptora la que va a serrepoblada. La zona receptora de la cabeza se divide en las siguientes áreas:

  • Coronilla amplia
  • Coronilla mediana
  • Entradas pequeñas
  • Línea frontal
  • Entradas pronunciadas

Para diseñar y tratar las zonas receptoras, se tendrán en cuenta la cantidad de injertos capilares disponibles y la densidad que se le quiere dar al cabello implantado. Ambos aspectos están condicionados por la superficie de la zona receptora en cuestión y por la calidad de los folículos extraídos de la zona donante.

En base a estos cuatro aspectos, que pueden ser distintos siempre y en cada paciente, se decide cuál será la zona receptora del injerto capilar.

Para elegir la zona receptora, además de su propia despoblación, juega un papel determinante la cantidad de folículos disponibles en la zona donante. Por ejemplo, para cubrir la parte superior de la cabeza, hay que extraer, habitualmente, entre 6.000 y 10.000 unidades foliculares.

Si la zona a tratar es la frente, el centro de la coronilla o una parte de las entradas, la cantidad de folículos necesaria es menor. Es importante no repartir todos los folículos en varias zonas receptoras, sino extraer cada vez cuantos folículos requiera cada una. De lo contrario, el cabello trasplantado no gozará de la densidad adecuada.

Como es lógico, la zona receptora del injerto capilar es la que más impacto ha sufrido durante la intervención.

Por eso, es la que más protección necesita, con lo cual, desde Clínica Medec recomendamos siempre seguir las instrucciones de nuestro equipo acerca del proceso de curación y recuperación del cabello y del propio cuero cabelludo.

¿En qué zonas de la cabeza empieza a caer antes el pelo?

El pelo no empieza a caer siempre en la misma zona de la cabeza, ni al mismo tiempo y, por supuesto, todo ello varía en función de cada paciente.

La alopecia androgénica, por ejemplo, muestra sus primeros síntomas entre los 20 y los 30 años del paciente, y suele afectar la zona de la coronilla.

La alopecia universal, lejos de afectar a una zona concreta, puede provocar la caída del pelo en cualquiera de las zonas de la cabeza.

Sin embargo, la alopecia areataes puede afectar a una o varias áreas, pero nunca consecutivas o juntas, sino siempre separadas por alguna otra zona que permanece intacta.

La alopecia universal difusa, que puede aparecer tanto en hombres como en mujeres por un exceso de hormona masculina, se manifiesta de distintas formas:
En el caso de los hombres, provoca la caída del cabello en la zona frontal y temporal de la cabeza, así como en la coronilla.

A las mujeres, por el contrario, se les va despoblando, poco a poco, la zona superior de la cabeza, pasando desapercibida en la línea frontal.

Cuando la alopecia es genética, las zonas que quedan despobladas son las mismas en la mayoría de los pacientes, ya que el patrón de calvicie que sigue es el de la herradura.

La principal distinción entre los pacientes que la sufren es la edad a la que empieza y la velocidad a la que el cabello se desprende.

Este patrón de herradura afecta a las entradas y la coronilla primero, y luego va a apareciendo en el resto de las zonas contiguas, hasta dejar pelo solamente en las zonas laterales y posterior de la cabeza.

Leave a Comment

Enviar