Alopecia androgenica

¿Qué es la alopecia androgénica?

La alopecia androgénica, comúnmente conocida como “calvicie”, es la caída constante de cabello a partir de cierta edad hasta el punto de desaparecer completamente del cuero cabelludo.

Normalmente sus causas están asociadas a factores genéticos, en donde estadísticamente se ha comprobado que 1 de cada 2 hombres están afectados por esta patología.

Otros factores que pueden causar la caída del cabello pueden ser:

  • Una dieta carente de nutrientes esenciales.
  • Problemas de tiroides.
  • Estrés.
  • Exceso de cosméticos.
  • etc…

La alopecia androgénica, comúnmente conocida como “calvicie”, es la caída constante de cabello a partir de cierta edad hasta el punto de desaparecer completamente del cuero cabelludo.

Estos son factores que sin lugar a dudas, colaboran con la alopecia o pueden causarla.

Por el lado genético es común que el desarrollo de alopecia en los hombres tiende a acusarse al padre, pero según investigaciones científicas, esta tendencia se hereda en gran parte a través de la madre, debido a que el gen responsable de los receptores androgénicos, y el sitio de unión del folículo piloso (donde se forma el cabello) para las hormonas sexuales masculinas, están en el cromosoma X. Este cromosoma se hereda de la madre. Así que en la mayoría de los casos, el responsable es el abuelo materno y no del padre en sí.

Causas de la Alopecia

Esta patología se produce por la disminución del folículo piloso en algunas zonas del cuero cabelludo. Este proceso es irreversible y normalmente se inicia en la adolescencia debido a las cantidades y actividades de los andrógenos que concurren en esta etapa.

Las áreas sensibles a la actividad de los andrógenos en los hombres son la zona media por encima de la frente y la coronilla, donde se produce una acentuación de las entradas una vez que el proceso patológico es más notorio.

En la alopecia androgénica se produce un acortamiento y adelgazamiento de los cabellos, que se denominan cabellos miniaturizados, debido a la pérdida significativa de diámetro y longitud; una vez que esta característica es notoria, aparece el rasgo que define la presencia de alopecia androgénica.

La calvicie se diagnostica, como norma general, basándose en la apariencia y en el patrón de pérdida del cabello. Pero, lo más recomendable sería realizarse estudios y exámenes para descartar que no sea causado por otros factores.

Es posible que se necesite una biopsia de piel, análisis de sangre u otros procedimientos para diagnosticar otros trastornos que causan la pérdida del cabello.

El análisis del cabello no es preciso para diagnosticar calvicie debido a trastornos nutricionales o trastornos similares. Sin embargo, puede revelar la presencia de sustancias como arsénico o plomo.

Por último, es importante tener en cuenta sobre la alopecia, que el proceso de la caída del cabello es un proceso muy lento que puede durar muchos años hasta que la persona queda total o parcialmente calva, generalmente quienes padecen esta patología la notan cuando ya han perdido más del 25% de su cabello. Hay que destacar que es un proceso biológico y, como tal, podrá detenerse o retrasarse, pero nunca curarse.

En el Instituto MEDEC disponemos de una Unidad Capilar especializada en el tratamiento de la alopecia con diferentes tratamientos para frenar la caída del cabello, revitalizarlo o realizar injertos capitales.

About the Author :